5 ideas fáciles para decorar tu terraza




Hoy hablamos de terrazas, patios y balcones. Y de incluso esos miradores de grandes ventanales en los que a determinada hora del día es una delicia ver entrar el sol. Os damos 5 ideas fáciles y económicas con las que podréis darles un toque personal y dejarlos listos para disfrutarlas cada primavera y verano.

1. Llénala de verde



El verde es el color principal de la naturaleza. Además de recordamos la belleza de ésta, da sensación de frescor, paz y tranquiliza. No hace falta que montes un vergel para conseguir ese efecto, y tampoco hace falta que te compliques la vida con plantas que requieran muchísimo mantenimiento. Busca una o dos plantas que sean las idóneas para el clima en el que vives (a veces es tan fácil como hacer una visita a un vivero cercano y pedirles que nos recomienden la mejor planta según nuestra orientación) y ponlas en un rincón. La clave para conseguir volumen y presencia es poner 3 tipos de plantas de diferentes volúmenes y frondosidades en escalera o en forma de triángulo, creando así una composición asimétrica que genera un espacio propio y que tiene, al mismo tiempo, volumen sin invadir en exceso.





2. Crea un rincón para disfrutar


En función del espacio que tengas puedes tener muchas opciones para crear un pequeño espacio para sentarte y tomarte un café, leer o simplemente desconectar un rato.


Hazte con una silla o butaca original, con una mesa auxiliar, bajita si tienes poco espacio y alta si te puedes permitir crear un pequeño comedor (incluso con dos sillas si tienes espacio). Busca materiales como la maderas, rafias o ratán, que le den un aspecto natural a todo el conjunto, y compleméntalo con algún cojín que contraste y le aporte una nota de color.



Otra buena opción es crear zonas de chillout en el suelo, ya sea con palets reciclados o colchonetas especiales para exterior. En este caso, nuestra recomendación es que optes por un color “sufrido” para la colchoneta y que lo llenes de cojines de diferentes colores y estampados.




3. Crea una iluminación bonita



El verano suele ser uno de los mejores momentos para disfrutar de las terrazas, y darnos un respiro después de un caluroso día. Para que la terraza se vuelva un lugar imprescindible en tus noches de verano decórala con iluminación indirecta. Para conseguir un bonito resultado hay distintas opciones: lámparas que se cargan durante el día y que se iluminan automáticamente por la noche, guirnaldas de luces igualmente que se autorecargan con la luz del sol. Puedes incluso buscar unos buenos faroles y encender velas grandes cuando estés disfrutando de la terraza.


4. Añade algo de decoración extra



Y si todavía tienes algo de espacio, busca algo de decoración extra para el suelo o la pared. Puedes optar por jarrones o vasijas de exterior en distintos volúmenes para crear rincones (puedes complementarlos con los faroles), e incluso cestos donde poner cojines y mantas (para las noches más frescas de la primavera) o incluso llenarlos de plantas artificiales, que también son muy funcionales para decorar un espacio.



5. Personalízalo


Lo más importante, busca tu estilo. ¿Quizás te gusta el estilo étnico u oriental y te apetezca complementarlo con alfombras de exterior geométricas y faroles colgados en la pared? Quizás seas más minimal, y optes por elegir todo en blanco, con complementos en grises y negros. O seas de los románticos que quieran poner una celosía en la pared para llenarla de flores. Todas las opciones son válidas, lo importante será siempre que se adapten a ti y que estés deseando escaparte a ese rincón para disfrutarlo.

Slow & Chic  | slowandchic@gmail.com | Madrid

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle