Cuatro claves para abrir la cocina al salón

Uno de las tendencias de los últimos años, en lo que se refiere a interiorismo, son las cocinas de concepto abierto. Cada vez es más habitual encontrarnos, cuando se afronta una reforma integral de un piso o una casa, que una de las dudas más habituales y discusiones es si abrir o no la cocina al salón. ¿Tenéis vosotros este mismo dilema?


Como para todo, para esto también hay defensores y detractores de este concepto, y como todo también, ambas opciones tienen sus pros y su contras. Pero como por aquí somos muy "pro cocina abierta", os damos cuatro claves para resolver vuestras dudas, para que seais vosotros mismos quienes juzguéis y decidáis si va o no con vosotros.


1. Gana espacio creando una gran barra para comer

La simple idea de tirar una pared y convertir ese espacio en una amplia barra que separe los dos ambientes, y que a la vez sirva de mesa para comer o barra de desayunos, hará que pases de tener una cocina estrecha, a conseguir un único espacio dónde todo queda integrado, además de ayudar a congregar a toda la familia en un único espacio. Ganarás en luz y funcionalidad en tu día a día, como en el proyecto de esta imagen.


2. Elige un mobiliario de cocina que se integre en el salón

Esta segunda clave te ayudará si tu miedo es que el salón pierda calided al abrirlo a la cocina.

Las cocinas blancas son perfectas y un acierto seguro, pero cuando la cocina y el salón van a formar parte del mismo espacio, y no queremos perder calided en el conjunto, optar por muebles de cocina en madera o en algún color de la gama del resto del mobiliario puede ser un gran acierto. Conseguiremos que la cocina no parezca una cocina y además habremos ampliado visualmente el salón, como hicimos en el proyecto de esta imagen.


3.Decide qué elemento es importante para ti

Al redistribuir los nuevos espacios es importante empezar determinando qué elementos son importantes para cada uno. Puede ser que necesitemos mucho espacio de trabajo, o que queramos que la mesa comedor tenga un especial protagonismo. En base a estas decisiones podremos ir configurando el resto de elementos. En el caso del proyecto la imagen se derribó la pared que separaba la cocina del comedor, y fue la mesa cuadrada del comedor el eje en torno al cual se diseño el resto de la cocina.


4. Integra los elementos constructivos dentro de la distribución

Es fácil que a la hora de plantearnos el tirar una pared nos encontremos con columnas que no podemos tirar y que, a priori, puede parecer que van obstaculizar la idea original. En esos casos siempre hay soluciones para que queden integradas y el resultado sea igual de bueno. En este caso se optó por aprovechar el hueco entre la pared y una de las columnas para poner una barra de desayuno, práctica, funcional y que además divide visualmente los espacios, sin agobiar.



Como siempre decimos a nuestros clientes, en interiorismo no hay una única buena solución, hay tantas soluciones como clientes, y la óptima será la que mejor se adapte a vuestras necesidades, gustos y rutinas .




Slow & Chic  | slowandchic@gmail.com | Madrid

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle