Slow & Chic  | slowandchic@gmail.com | Madrid

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle

Un duplex lleno de luz

26 Nov 2019

 

Dentro de los centros de las ciudades, a veces, descubrimos pequeños oasis de paz y de luz, que acogen viviendas llenas de encanto dónde desconectar y aislarse del ajetreo diario de la ciudad. Esta vivienda es un claro ejemplo. Un pequeño duplex de dos habitaciones, dos baños y cocina independiente, situado en un pequeño patio en un céntrico barrio de Madrid.

 

A pesar de no tener muchos metros cuadrados, la disposición en  dos plantas y la comunicación fluída entre los espacios nos permitió hacer una distribución dónde cada estancia tuviera su espacio único y diferenciado

 

Vista de la zona de estar, con chimenea de pellets

 

La continuidad nos la dan los tonos gris y el contraste, las piezas en negro, como la chimenea de pellets o la composición de láminas en la zona del sofá. Destacan las lámparas del techo, un juego de tres lámparas de  estilos y conceptos distintos, que juntas hace que el espacio sea único.

Vista del salón desde la planta superior

 

La amplitud de los techos en el salón y el encanto del techo inclinado en la segunda planta nos inspiraron para crear un espacio que potenciara la luz, sin restar funcionalidad. Quisimos  darle un toque más personal y juvenil incorporando piezas básicas low cost mezcladas con detalles en color amarillos y azul, personalizando así el espacio.

 

 

 Apostamos por un toque original y distinto en la cocina, revestiendo todo el frente con azulejo tipo mosaico. La cocina en forma de L contienen todos los electrodomésticos fundamentales además de espacio para trabajar. La distribución se completo con una barra de desayuno y dos taburetes.

 

 

 

 Vista del comedor y acceso a la cocina

 

 

El dormitorio principal también es un espacio clave en esta vivienda. Jugando con altura del techo abuhardillado conseguimos crear una zona de vestidor detrás de la cama, amplia y con mucho almacenaje. Aquí potenciamos el blanco con cojines en la misma gama de colores que el resto de la casa, y cómo no, los detalles decorativos que siempre marcan la diferencia.

 

 Dormitorio principal abuhardillado y con zona vestidor en la parte posterior

 

En el dormitorio de invitados apostamos también por elementos funcionales y con doble utilidad. Por un lado la cama de invitados y por otro una zona de trabajo, así como un armario para ganar espacio de almacenaje adicional.

 

 Dormitorio de invitados y zona de trabajo

 

Por último, el pequeño patio de acceso a la vivienda, un espacio dónde cada mañana se cuela el sol y en el que quisimos incorporar un pequeño conjunto de mesa y silla de exterior que permita aprovechar igualmente este espacio.

 Patio de acceso

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload