Estos espacions ya tenían alma propia, sólo tuvimos que buscar los elementos claves para que cada imagen transmitiera la calided y  la luz que ya emitían. Unas flores, una manta y la taza perfecta hacen que quieras quedarte a vivir allí.