Poner en valor el trabajo artesanal fue uno de los privilegios de poder fotografiar la gama de quesos Lokate.