Cambia el estilo de tu casa en 4 pasos

Seguro que más de uno se siente identificado si os cuento que al cabo del tiempo esa habitación que tanto nos gustó cómo la habíamos dejado, de repente nos aburre, está completamente fuera de moda y quizás hasta ni si quiera entendemos porqué elegimos esos muebles. Pero seguro que también os sentís identificados si también afirmo que no siempre podemos permitirnos cambiar todo el mobiliario cada vez que esto sucede, ¿verdad?


Pero, como todo en la vida, ésto también tiene solución, y además es fácil, económica y seguramente hasta divertida. Así que a continuación os contamos nuestros trucos para que tu casa parezca otra, sólo en 4 pasos


1. Revisa los textiles y.... ¡cámbialos!



Te sorprenderá cómo puede cambiar tu sofá, o tu cama simplemente cambiando los cojines, la manta o la funda del nórdico. Dentro de la gama de colores que tengas en casa, busca nuevos contrastes, atréteve con nuevos estampados y mézclalos sin miedo. Si tu casa tendía a colores neutros, y te aburre, métele color, apuesta por verdes, amarillos o azules, y rómpelos intercambiándolos con telas de estampados. Si por el contrario, te has aburrido de todos tus estampados, recupera las telas lisas, y busca en la textura de las telas, como linos o terciopelos,  ese punto diferencial.


2. Echa un vistazo a tus paredes y... redecóralas


Seguro que tienes alguna pared o en blanco con la que nunca te has atrevido u otra en la que ya te has aburrido de ver siempre el mismo cuadro. Pues aquí tienes tres opciones para darle un nuevo aire:


1. Para esa pared vacía que no te dice nada... ¿porqué no darle vida con un bonito papel pintado? Hay algunso autoadesivos que se colocan muy fácil, y si no te atreves, verás que empapelar una pared es una minireforma lowcost

2. Si por el contrario eres de paredes blancas, aprovecha para meter nuevos cuadros o láminas. Juega con las composiciones, y tamaños y crea una bonita pared decorativa con sólo con 3 o 4 cuadros, o incluso algún espejo.


3. Y más fácil todavía: manten los marcos y cambia el interior de tus cuadros. Renueva fotografías, o busca agunas que te inspiren y sustituyelo por los antiguos.


.

3. Fíjate en tus muebles auxiliares y... lánzate a cambiarlos


Los muebles auxiliares son los actores secundarios cuando pensamos en la decoración de la casa, pero como todo buen actor secundario, si aciertas con ellos, conseguirás que el estilo de tu casa sea más personal y original. Además, si te pones a buscar, verás que hay muchas tiendas lowcost, que por muy poco te ofrecen muebles auxiliares bonitos, originales y a precios muy asequibles. Cambiar la mesa de centro, la lámpra del salón, o los apliques de tu dormitorio, son detalles que automáticamente actualizarán la estancia.


Sin hacer grandes gastos, y muchas veces comprando en tiendas low cost, puedes hacerte con piezas muy estilosas con las que conseguir un cambio de look total en tu casa.


4. Y el toque final... apuesta por las plantas y redecora con verde


Otra de las opciones fáciles para personalizar un espacio son las plantas. Las plantas también son muy personales, y además de dar vida y alegría al piso, le darán un toque extra para que el piso hable directamente de ti. Si ya eras de los que tienen la casa llena de plantas, puedes intentar redistribuirlas o simplemente renovar las macetas.


Si te cuesta que las plantas te duren, apuesta por las artificiales, verás que hay algunas en las que tendrás que tocarlas para ver si son o no de verdad.


Y cómo no, ten preparado siempre un jarrón vacío para llenarlo de flores frescas. Además de darle vida y alegría a tu casa, disfrutarás del proceso de ir a la floristería diseñar un bonito ramo de flores y dándole cada semana un toque de color diferente.



63 vistas

Slow & Chic  | slowandchic@gmail.com | Madrid

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle